BIENVENIDOS

Este es el blog de José María Alegre Barriga, profesor de Cultura Clásica en el IES Profesor Hernández Pacheco de Cáceres. El objetivo del mismo es recopilar en él los recursos didácticos utilizados en clase como complemento a la enseñanza de las asignaturas de Griego, Latín y Cultura Clásica.

martes, 6 de octubre de 2020

Apoyo a la presencia del Latín, el Griego y la Cultura Clasica en la ESO y el Bachillerato.

La Sociedad Española de Estudios Clásicos, como miembro de la plataforma Escuela con Clásicos, está promoviendo una recogida de firmas procedentes de los centros de Secundaria para apoyar la presencia de las lenguas y la cultura clásicas en el sistema educativo español. Como es sabido, la nueva Ley de Educación (LOMLOE) ni siquiera menciona al Griego y al Latín y deja a la Cultura Clásica en una posición de optatividad que difícilmente la hará viable.

El texto de la carta con las peticiones, que se pueden resumir en la exigencia de que Cultura Clásica sea obligatoria en la ESO, Latín también lo sea en 4º de la ESO y que tanto Latín como Griego sean obligatorios en el itinerario de Humanidades del Bachillerato, puede consultarse en el siguiente enlace.

SI QUIERES MOSTRAR TU ADHESIÓN A ESTA CAMPAÑA EN APOYO A LAS LENGUAS Y CULTURA CLÁSICAS, PUEDES RELLENAR EL FORMULARIO QUE APARECE EN ESTE ENLACE

En fecha próxima se mandará el escrito con todos los apoyos a los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados. 



viernes, 12 de junio de 2020

Denuo propinabimus.

Siempre tengo ganas de que llegue el final de curso. En realidad, siempre tengo ganas de que llegue el final de casi todo. Será porque la mayoría de las cosas que hago me las imponen sin consultarme, como este confinamiento estricto al que hemos sido sometidos durante casi dos meses. A ver, no es que esté todo el tiempo sufriendo, es simplemente que yo, si pudiera, estaría haciendo otras cosas que a estas alturas de mi vida considero mucho más provechosas para mí. Eso sí, una vez que me resigno a cumplir con mis obligaciones, disfruto incluso de mi trabajo. Y esto es posible gracias a mis alumnos. Durante estos últimos años tengo una suerte enorme al contar con alumnos que hacen mi día a día más llevadero: participativos, interesados, trabajadores, inteligentes, motivadores. Bueno, tampoco es que sean tan perfectos, también tienen sus malos momentos y a veces hay que trabajar duro. Pero, en general, entre todos conseguimos que las clases funcionen bien y que el clima sea el adecuado para que podamos aprender y disfrutar a la vez. Por eso, aunque yo, si por mí fuera, ya estaría plantando unas lechugas y echando de comer a unas gallinas, sigo feliz en mis clases, las que este trimestre nos ha robado el coronavirus. También en esta fase del curso tan extraña, en la que hemos sentido miedo, incertidumbre, desamparo y ansiedad, mis alumnos han colaborado siempre para que los vínculos, aunque ahora virtuales, se hayan mantenido intactos. No ha sido fácil y, en mi opinión, hemos tenido que trabajar, ellos y yo, mucho más que en las clases presenciales. Es difícil sustituir la cercanía, los gestos, la reciprocidad, la inmediatez, las sonrisas, el apoyo mutuo, las palabras de ánimo, la seguridad de la compañía, por la distancia y la frialdad de redes sociales, móviles y ordenadores. Siempre tengo ganas de que llegue el final de curso, pero este año mucho más.

Como siempre, a pesar de todo, también me pondré triste en la despedida y echaré de menos a unos alumnos con los que he pasado mucho tiempo en el aula y que todos los días con sus ganas de vivir me enseñan a aprovechar cada momento intensamente y me demuestran que también hay jóvenes responsables que garantizan un futuro mucho mejor para todos. Me acordaré de ellos, de la promoción del coronavirus, de los que no tuvieron acto de graduación ni pudieron disfrutar de una feria para liberar las tensiones del final de curso. Serán los de la EBAU con mascarilla. Supongo que todo lo que ha pasado también les habrá servido para madurar, para aprender a afrontar situaciones difíciles con entereza y sosiego. Pero no debería haber pasado. Por suerte, cuando el bendito olvido borre la crudeza de nuestra memoria, recordarán con una sonrisa aquel año en el que un virus nos confinó durante dos meses en casa e impidió que viésemos la representación de Áyax y Anfitrión en el teatro romano de Mérida.

Pero no todo fue malo. Me quedo con las canciones en latín, con los villancicos de estas navidades, ya tan lejanos, con el Resistiré del Dúo Dinámico transformado en Resistam eia! Me quedo, por encima de todo, con nuestro viaje a Grecia, con nuestros paseos entre las piedras que pisaron Diceópolis y su familia cuando acudieron a Atenas a ver los festivales de Dionisos, con la entrada a Micenas bajo la Puerta de los Leones y la visión del mar desde la ciudadela, allá a lo lejos; con la contemplación de la Acrópolis desde el Areópago, la declamación de Antígona que Rodrigo nos regaló en el imponente teatro de Epidauro, con las palabras enigmáticas del oráculo de Delfos y, como no, con las ensaladas, las musakas, dolmades y otras delicias de la gastronomía griega.

Sine cura, carissimi discipuli, porque, más pronto que tarde, como dice la canción de Lucía Gil que también hemos cantado en latín, denuo propinabimus.

Os dejo aquí este pequeño vídeo que recoge estímulos positivos para alegrar la despedida. Espero que os guste.



Mucho ánimo y buena suerte. Curate ut valeatis!



domingo, 26 de abril de 2020

La EBAU y el coronavirus.

Como consecuencia de la crisis provocada por la pandemia y para evitar el perjuicio que la suspensión de las clases puede haber causado a los alumnos de 2.º de bachillerato al haber quedado algunos de los contenidos de la EBAU sin ver en los dos primeros trimestres, se ha decidido modificar los criterios de evaluación y los modelos de examen para aumentar la optatividad y permitir a los alumnos adaptar mejor los exámenes a los contenidos trabajados en las clases.

En el caso de latín y de griego, los criterios de evaluación y los modelos de examen que finalmente se han concretado son los siguientes:

LATÍN.
Nuevos criterios de evaluación 2020.
Nuevo modelo de examen 2020.

GRIEGO.
Nuevos criterios de evaluación 2020.
Nuevo modelo de examen 2020.

En ambas materias los modelos de exámenes son muy parecidos, pero hay algunas diferencias que aclaramos a continuación.

El PRIMER BLOQUE del examen es el de los textos, con un valor de 5 puntos. El alumno debe elegir uno de los dos textos que se presentan.

El SEGUNDO BLOQUE es el de gramática y aquí hay algunas diferencias entre latín y griego.

En latín se han agrupado la morfología, la sintaxis y el léxico en un bloque que vale 3 puntos. El alumno puede elegir libremente tres de las seis cuestiones planteadas. Es decir, puede elegir dos preguntas de morfología y una de léxico, o dos de léxico y otra de sintaxis y así todas las combinaciones posibles independientemente del texto que se haya elegido para traducir.

En griego se ha agrupado en este segundo bloque sólo aquello que está en relación directa con los textos: la morfología y la sintaxis. Este segundo bloque en el examen de griego vale 2 puntos y plantea 4 preguntas, dos de morfología y dos de sintaxis. El alumno debe elegir libremente dos preguntas de las cuatro planteadas independientemente del texto que se haya elegido para traducir. Es decir, puede elegir una de morfología y otra de sintaxis del texto traducido, o una de morfología y otra de sintaxis del texto no traducido, o dos de morfología o dos de sintaxis.

El TERCER BLOQUE es el de literatura o literatura + léxico, porque en griego se incluye el léxico también.

En latín se presentan al alumno dos preguntas con dos opciones cada una. Una pregunta de desarrollo con el valor de 1,5 puntos, y otra de cuadros de relaciones con el valor de 0,5 punto. El bloque vale en total 2 puntos. El alumno debe elegir una opción de cada pregunta, es decir, debe elegir una pregunta de desarrollo (1,5 puntos) y un cuadro de relaciones (0,5 punto).

En griego este bloque además de la literatura incluye el léxico y vale 3 puntos. El alumno debe elegir libremente tres cuestiones de las seis planteadas: dos de léxico, dos de literatura de desarrollo y dos de cuadros de relaciones de literatura. Aquí todas las preguntas valen 1 punto. Fíjate que ahora en griego el cuadro de relaciones vale 1 punto y no 0,5 como en latín y como estaba establecido antes de estos nuevos modelos de examen.
Así pues, el alumno puede elegir dos preguntas de léxico y un cuadro de relaciones, o dos cuadros de relaciones y una de léxico, o una de literatura de desarrollo más una de léxico y una de cuadro de relaciones, etc.

Como veis, en los dos modelos se ha aumentado la optatividad y el alumno podrá adaptar más fácilmente el examen de EBAU a lo que haya trabajado en sus clases. Y luego, cada materia permite lo que permite. Por ejemplo, en latín el alumno puede no responder, si así lo desea, a las preguntas de morfología o de sintaxis o de léxico, pero obligatoriamente tiene que responder a una pregunta de literatura de desarrollo y a otra de literatura de cuadro de relaciones; en griego, por su parte, hay que hacer obligatoriamente morfología y sintaxis o sólo morfología o sólo sintaxis en el segundo bloque, y en el tercero puede el alumno evitar las preguntas de desarrollo de literatura o evitar las preguntas de léxico o las preguntas de cuadros de relaciones de literatura, si así lo desea.

En resumen, que se han facilitado bastante las cosas y que los alumnos pueden estar más que tranquilos, que es de lo que se trata en la situación tan excepcional en la que nos encontramos. Habrá que ir viendo el desarrollo de los acontecimientos y esperar que finalmente las pruebas de la EBAU puedan realizarse sin riesgos en las fechas previstas. De momento, seguimos trabajando con mucho ánimo.

Curate ut valeatis!











lunes, 23 de marzo de 2020

Coronavirus, Verbos y Canciones.

La crisis del coronavirus me hace reflexionar sobre muchas cosas. Entre otras, que esto del teletrabajo es bastante más complicado y laborioso que dar las clases de forma presencial. Primero, porque hay que echar mucho más tiempo en organizar las tareas para los alumnos; segundo, porque hay que preparar las tareas mismas y además con frecuencia sus correcciones. Grabamos vídeos, audios o escribimos anotaciones y explicaciones, que es lo que al final a mí me resulta más fiable para evitar luchar contra las complicaciones de la tecnología. Algunos intentan dar las clases por skype, pero al final estamos confinados en nuestras casas, en bata y en pijama, con niños y con perros -los que tengan la suerte de tener perros- y no es de recibo compartir tanta intimidad. Y luego están las redes sociales, que nos mantienen todo el día conectados y prolongan nuestra jornada laboral de sol a sol causando un estrés innecesario. Yo, al menos, necesito desconectar.

También he llegado a la conclusión de que esto de Apolodoro, Fedro, Esopo o Eutropio todos los días es un poco aburrido y que están mis alumnos como para hablar de ranas, emperadores u osos que cazan cangrejos con los pelos de sus patas. Tal vez necesiten ahora un poco de motivación, ánimo y alegría, un poco de sursum corda, vamos.

Así que, sin dejar de enseñar lo que debo enseñar (Dios me libre), he decidido dejar de lado un ratito el programa oficial y proponer a mis alumnos de segundo de bachillerato un repaso de la morfología verbal a partir de la lectura de la canción del Dúo Dinámico Resistiré, que he tenido el atrevimiento de traducir al latín, tan de moda estos días. Como podéis ver más abajo les va a venir muy bien para repasar el presente de subjuntivo, el futuro, la perifrástica e incluso el gerundivo. Y luego, como pretexto, les haré repasar todo lo demás, faltaría más. Además, como regalo sorpresa, les he colocado subtítulos a dos vídeos, uno con el tema cantado por el Dúo Dinámico, para que se aprendan la canción, y otro con el tema instrumental, para que puedan cantarlo latine como un karaoke.

Aquí os dejo todo el material, por si queréis usarlo.

La letra en español y latín podéis descargarla aquí.

La canción cantada en latín por Leonor Trinidad, Rodrigo Rodríguez y José María Alegre.

El vídeo con los subtítulos en latín cantado por el Dúo Dinámico en español es éste:



Y el que tiene los subtítulos en latín para el Karaoke es este otro:




Curate ut valeatis, amici.


viernes, 6 de marzo de 2020

Olimpiadas del Mundo Clásico 2020.

Alumnos del IES Profesor Hernández Pacheco de Cáceres.
Una nueva edición de las Olimpiadas del Mundo Clásico ha tenido lugar esta mañana en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Extremadura. Se han congregado, convocados por la SEEC de Extremadura, profesores y alumnos de cultura y lenguas clásicas venidos de todos los rincones de Extremadura para participar en los talleres en los que se recrean y muestran actividades desarrolladas en Grecia y Roma: una representación teatral basada en la mitología clásica, talleres de animación teatral, de mosaicos, de pintura de cerámica, estuco, joyería, perfumes, escritura... También la jornada se ha convertido en un día de convivencia entre los alumnos de los diferentes centros que, como cada año, han quedado encantados con la actividad. 

Puede accederse a una galería de imágenes de la actividad aquí.

domingo, 1 de marzo de 2020

Europa y el oráculo de Delfos.

Álbum de fotos.
De nuevo a Grecia. Uno se puede pasar casi treinta años sin  regresar a un país con el que le unen vínculos sentimentales casi desde la adolescencia y, si los hados le son favorables, visitarlo dos veces en el transcurso de un año. De nuevo a Grecia. Y de nuevo feliz de haber vuelto con mis alumnos. Por varias razones. La primera, porque no todo está en los libros ni entre las paredes de un aula y es importante, si surge la ocasión, reforzar el aprendizaje y los conocimientos experimentando sensaciones auténticas y no sólo virtuales o impresas: sentir el bóreas en la roca sagrada, el soplo que Eolo envía desde la bahía de Nauplia y llega hasta la ciudadela de Micenas, pisar las piedras que en otro tiempo fueron templos y teatros, medir el tamaño de las esculturas con la regla de tu propio cuerpo, guardar en la retina los suaves colores de los frescos de Tera, ver desde el Areópago descender la blancura de la ciudad hasta el mar. Todo esto es verdadero y, por tanto, como se dice en la lengua griega, nunca se olvidará.

La segunda razón por la que me siento feliz es porque mi ánimo de docente se refuerza cuando veo que existen alumnos que tienen deseos de aprender y disfrutan de las actividades que con tanto esfuerzo preparamos para ellos. Rentabilidad plena lo llamo yo. Hoy creo que es un privilegio contar con alumnos que hacen que nuestro trabajo tenga sentido. Por ello les doy las gracias de corazón.
Y la tercera razón por la que me alegra haber viajado con mis alumnos en esta ocasión es porque quizás hayan podido apartar la venda de sus ojos. Me refiero a la venda que nuestros políticos nos han puesto para impedirnos ver la ignominia que se está cometiendo en Europa. La venda de los seis mil millones de euros que se pagan a Turquía para que frene a los refugiados en su territorio y que no pueden evitar que aun así traspasen las fronteras y lleguen a Grecia viviendo en campamentos de refugiados. Algunos, cada vez más, deambulan por las calles de Atenas mendigando, buscando algo de comer entre contenedores y bolsas de basura, durmiendo envueltos en sus mantas en los bancos de los parques, en los soportales de los edificios de las avenidas o en medio de las aceras, sin ningún pudor, porque ya no les queda nada, ni la dignidad. Parece que nadie los ve, que todo el mundo se ha habituado a que pululen por las calles, como nuevos elementos animados del mobiliario urbano. A un lado de la calle Eolo unos jóvenes toman bebidas en una terraza conversando alegremente y en el lado opuesto, a escasos metros, al cobijo del pórtico de una iglesia bizantina en la que puede leerse en griego "Dios es amor", cinco personas se envuelven en mantas y se arrebujan para combatir el frío y la humedad de febrero. Asia a un lado, al otro Europa, cantaba el poeta.

El gobierno griego tiene pocos recursos para atender a los refugiados y algunas ONG se encargan de distribuir ropa y comida e intentan organizarlos en negocios colaborativos y de autogestión. Pero la solución está todavía muy lejos: hace unos días Erdogan, el presidente turco, abrió sus fronteras para dejar pasar más refugiados a Grecia con objeto de obligar a Europa a intervenir en Siria.

Sí, de nuevo hemos sentido Grecia, es verdad: su luz, su mar, su historia, pero también su miseria. Y la nuestra.

Espero que mis alumnos hayan comprendido que el mundo no es el que se ve en las pantallas de los ordenadores o el que se ofrece en las redes sociales o en las televisiones, que ese mundo es irreal y que todo está retocado para que veamos sólo el reflejo de lo que interesa. Espero que en este viaje se haya despertado su pensamiento crítico y que sus ojos puedan ver ahora no las sombras de la caverna, sino los objetos que las dibujan. Por esto, más que por otras razones, me alegra haber regresado a Grecia.

El último día del viaje visitamos el santuario de Apolo en Delfos, en Fócide, el ombligo del mundo para los griegos, el lugar mágico en el que las águilas liberadas por Zeus desde los dos puntos opuestos del universo se encontraron. Allí el oráculo de Apolo era consultado por ciudades y particulares sobre todo tipo de cuestiones y los sacerdotes interpretaban las inconexas e incoherentes palabras de la Pitia. No sé qué respondería hoy Apolo si Europa, la princesa fenicia que un día vino de Oriente sobre los lomos de un hermoso toro, le preguntase acerca de la acogida de los refugiados. Se me ocurre que tal vez la respuesta de la Pitia podría ser esta otra enigmática pregunta: Fenicia, ¿no te avergüenza dejar morir a tus hermanos?



Una galería de fotos del viaje puede contemplarse aquí.

.



miércoles, 26 de febrero de 2020

Versos y Besos 2020.

Como cada año, de nuevo se ha celebrado en nuestro centro el día de San Valentín con la actividad de Versos y Besos organizada por la biblioteca. En esta ocasión los alumnos de latín y griego han participado leyendo poemas de Catulo, Sulpicia, Safo y alguna anacreóntica. Es una forma de rendir un homenaje no sólo al amor, sino a los que desde hace más de veinte siglos lo cantaron y crearon los géneros que todavía hoy cultivamos.


Pueden verse los vídeos de las lecturas en los siguientes enlaces:

Catulo: Llorad Venus y Cupidos, Leído por Carmen y Laura de 1º de Bachillerato.
Safo: Me parece igual a los dioses. Leído por Guadalupe y Laura de 1º de Bachillerato.
Anónimo: Anacreóntica 22. Leído por Paula y Guadalupe de 1º de Bachillerato.
Catulo: Vivamus, mea Lesbia. Leído por Alfonso de 4º de ESO y Paqui, profesora de lengua.
Catulo: Me preguntas cuántos besos. Leído por Alfonso y Leonor de 2º de bachillerato.
Catulo: Odio y amo. Leído por María y David de 2º de Bachillerato.
Sulpicia: Por fin vino el amor. Leído por Sofía de 2º de Bachillerato.
Safo: Unos dicen. Leído por Rodrigo de 2º de Bachillerato.



Concurso Odisea 2020.

Carlos Salcedo y Juan Pedro López.
Durante este mes de febrero se ha desarrollado una nueva edición del Concurso Odisea. Como todos los años, en nuestro centro han participado todos los alumnos de 4º de ESO y de 1º y 2º de bachillerato, agrupados esta vez en 17 equipos. El tema que servía como hilo conductor en esta ocasión ha sido "El deporte en Grecia y Roma" y relacionadas con él han estado las preguntas de mitología, vida cotidiana e historia que se han ido presentando durante los tres primeros días: 3, 4 y 5 de febrero. El jueves, día 6 de febrero, tuvo lugar el tan temido preguntón para los alumnos: "En unos Juegos Píticos venció en una carrera con mucho peso y fue homenajeado en un poema". Acompañaban al preguntón 12 preguntas pistas, también de cierta complejidad, cuyas respuestas en orden aportaban con su inicial una letra de la solución al preguntón: Telesícrates.

Además de divertirse compitiendo, los alumnos han aprendido mucho sobre diversos aspectos del mundo antiguo, no sólo sobre el deporte exclusivamente, sino también sobre arte, literatura, vida cotidiana, historia...

De los 17 equipos de nuestro centro cuatro han quedado clasificados entre los diez primeros de Extremadura, y uno de ellos, Orfeo y Eurídise, de 4º C, cuyos miembros eran los alumnos Carlos Salcedo y Juan Pedro López Botella, obtuvo finalmente el segundo premio autonómico, tras acudir el día 12 a Mérida a la fase de desempate regional.

Enhorabuena a todos los participantes por su esfuerzo y especialmente a los organizadores por todo el trabajo realizado y hacer posible que la cultura clásica durante unos días tenga mayor presencia en nuestros centros.

En este enlace puede accederse a una serie de fotos sobre el desarrollo del concurso en nuestro centro.